La mecánica del corazón

5 04 2012

Primero, no toques las agujas de tu corazón. Segundo, domina tu cólera. Tercero y más importante, no te enamores jamás de los jamases. Si no cumples estas normas, la gran aguja del reloj de tu corazón traspasará tu piel, tus huesos se fracturarán y la mecánica del corazón se estropeará de nuevo.

La mecánica del corazón, Mathias Malzieu.





Parfum exotique

29 01 2012

Quand, les deux yeux fermés, en un soir chaud d’automne,
Je respire l’odeur de ton sein chaleureux,
Je vois se dérouler des rivages heureux 
Qu’éblouissent les feux d’un soleil monotone;

Une île paresseuse où la nature donne
Des arbres singuliers et des fruits savoureux;
Des hommes dont le corps est mince et vigoureux,
Et des femmes dont l’œil par sa franchise étonne.

Guidé par ton odeur vers de charmants climats,
Je vois un port rempli de voiles et de mâts
Encor tout fatigués par la vague marine,

Pendant que le parfum des verts tamariniers,
Qui circule dans l’air et m’enfle la narine
Se mêle dans mon âme au chant des mariniers.

Una vez, un amigo francés me dijo que le encantaba Baudelaire. A mi me encanta la poesía, y hace ya algunos años que tengo en mi estantería Les Fleurs du Mal.   A veces me acuerdo de gente que conocí, que aprecié (y aprecio)  mucho, y que aun así, es probable que no vuelva a ver. Hoy le ha tocado el turno a este amigo francés que me dijo que le encantaba Baudelaire.





Aquí lo normal es que pasen cosas…

20 01 2012

Siempre decimos ya nos veremos, pero volvemos luego a pedir el mismo plato. Y yo no me canso de repetir.





Vaya acto de héroe, vaya imbecilidad

20 12 2011

¡Me encanta la historia del amante guisante!

Hoy voy a hablaros del amante guisante, el hombre que montó un gran show por los aires, con su casco plateado, traje verde y bambas a reacción.

Montó en aquella lanzadera dorada, acto seguido escribió coordenadas, y en su capa había escrito un “te amo” en luces de neón.

Un asteroide, ahí va …amante guisante, nuestro héroe total.
Mira qué original, surcando los aires por su amor virginal.
Y al divisar su hogar, la capa de alto voltaje enciende un mensaje especial.

Cuando la brisa hace bailar sus mejillas mira hacia abajo y ve a su amor de rodillas. Qué crueldad, crueldad,¿qué hacen tantos hombres, por Dios?

Mientras su amada ve un avión por las nalgas, guisante nota un gran incendio a su espalda.
No hay frenos ni hay dirección, creo que ha perdido el control.

“Un asteroide, ahí va”, decía su amada, viendo al héroe quemar.
“Un meteorito, ahí va”, y mientras miraba su placer fue bestial.
“Alas de fuego, un flash”, son cosas que nunca se olvidan, nunca se olvidan, no se podrán olvidar.

Bajó en picado hacia un colegio de niñas, iba a hacer trizas vestuario y letrinas, y al ver el fin no sufrió, cosas del estado de shock.

Mamma, mamma … no hay dolor. Mamma, mamma … no hay dolor. Mamma, mamma … viva el dolor, Mamma, mamma … no muerdas, no. Mamma, mamma … no pares, no. Mamma, mamma … no pares, no, Mamma, mamma … no hay dolor.

Bye, bye, guisante, bye, vaya acto de héroe, vaya imbecilidad.
A reveure, adéu, tan sólo en los cuentos puedes idealizar.
Auf Wiedersehen, au revoir, la musa es el medio, nadie es puro en verdad.
Ciao, sayonara, au revoir, ¿un mito o un tipo suicida?, dime qué opinas, ¿o el problema es siempre hormonal?
Ya nadie nota un guisante en la cama.

¡Merecidísimo Disco de Oro para 1999!





Cada vez que te recuerdo viene a mi una imagen…

11 12 2011

…éramos tu y yo de safari en el parque.





Héroe de otoño, soñador entre los locos.

1 12 2011

Llega el frío, llegan las navidades… llega Diciembre.


Miras hacia un lado siempre rezagado, “no tengo tiempo de esperarte.”

Tienes tanto que decir y yo cansado de oír.

Ahí te encontré, un héroe de otoño, un soñador entre los locos. Me dices mejor te veo en Diciembre, ya volveré el año que viene.

Un paso detrás del otro, encuentras el sitio hermoso, no he olvidado tus instantes.

Saltar al vacío parece tu estilo, a solas el mar te muestran el rumbo.

Ahí te encontré, un héroe de otoño, un soñador entre los locos. Me dices mejor te veo en Diciembre, ya volveré el año que viene.





Felicity Wishes

25 11 2011

Si ahora tuviese 5 años y alguien me preguntara cual es mi personaje de libro favorito diría ¡¡Valeria Varita!! sin dudarlo.

En los últimos meses han pasado por mis manos más de 2500 libros infantiles, así que puedo permitirme el lujo de cambiar la pregunta. Y cuando alguien me pregunte cuál es mi libro infantil favorito a mis 23 años diré  ¡¡Valeria Varita!! 





El mundo se ha vuelto loco

24 11 2011

Esto es un extracto de la película Network (1976), de Sidney Lumet, con Peter Finch, que interpreta a Howard Beale, un presentador de un informativo al que le comunican su despido. Beale anuncia en directo que se suicidará en una de las emisiones que todavía le quedan hasta ser despedido.

No tengo que deciros lo mal que están las cosas. Todo el mundo lo sabe. Estamos en una crisis. La gente está en el paro o tiene miedo a perder su trabajo. El dolar no vale ya ni cinco centavos. Los bancos quiebran. Los dependientes guardan armas bajo el mostrador. Hay gamberros por las calles y nadie sabe que hacer. Es imparable. Sabemos que el aire es irrespirable y que comemos basura. Nos sentamos ante la televisión mientras el presentador nos dice que se han cometido 15 homicidios y 63 crímenes como si fuera algo normal. Las cosas están muy mal. Aún peor. El mundo se ha vuelto loco. La locura es tal que ya no salimos a la calle. Nos quedamos en casa y nuestro mundo se vuelve más pequeño. Decimos: “al menos dejadnos en paz en nuestras casas”. “Si tengo una tostadora y una televisión, no diré nada. Pero dejadnos en paz”. Pues yo no os voy a dejar en paz. Quiero que os enfadéis. No quiero que os manifestéis, ni que escribáis a vuestro congresista. No se que hacer sobre la depresión, la inflación, los rusos y el crimen. Sólo sé que tenéis que enfureceros. Tenéis que decir: “soy un ser humano. Mi vida tiene valor”. Quiero que os levantéis. Levantaos de vuestras sillas. Quiero que os levantéis ahora mismo, vayáis a la ventana, la abráis, saquéis la cabeza y gritéis: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Quiero que os levantéis ahora mismo saquéis la cabeza y gritéis “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Ya discurriremos que hacer sobre la depresión, la inflación y la crisis del petróleo. Primero tenéis que levantaros, abrir la ventana, sacar la cabeza y gritar: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Primero tenéis que enfadaros. Tenéis que gritar: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Levantaos, sacad la cabeza por la ventana y gritad “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Levantaos de la silla ahora mismo, sacad la cabeza y gritad.