Nunca hay final, no hay final, no es verdad, es verdad.

12 08 2010





Hoy hace un añito…

21 06 2010

…. que volvía de nuevo a España después de pasar todo un curso en la France.

Y todavía no termino de acostumbrarme a estar aquí.





Añorando de repente tu forma de sostenerme

7 06 2010

Que Calamaro es un grande entre los grandes es algo obvio.  Así que cuando me enteré de que venía a Zaragoza hice todo tipo de cábalas para poder verlo. Era una firma de discos, yo me enteré tarde, y sus discos originales estaban en el pueblo.  Por eso, mi única ilusión se centró en verlo de lejos, ver que es real.

Pero gracias al que con un palo escaló el Everest, conseguí tener a Andrés Calamaro cerca, darle dos hermosos besos, y hacernos una fantástica  foto con él.

Te extraño, no lo puedo evitar. Te extraño, con cada respiración. Te extraño, no se me da bien esperar. Te extraño, en mi salud y mi enfermedad, de verdad te extraño, nunca me sentí así.  Te extraño porque si, porque si . Te extraño y es mi mayor bienestar. Te extraño y no se puede aguantar. Te extraño, voy a escribir y cantar que te extraño con emoción y ansiedad (te extraño aunque te rías de mi) por eso: extraño un beso. Te extraño tanto, confieso esa debilidad, que te extraño desde el momento en que te vas. Te extraño, cada minuto cuando no estás de verdad te extraño (y no se puede aguantar)  Te extraño, voy a escribir y cantar que te extraño con emoción y ansiedad. Te extraño, aunque te rías de mí por eso: extraño un beso. Te extraño y no engaño, amaño mi conducta, mi alma se disgusta, e insulto sin querer. Querer aquí tenerte creo que es evidente, añorando de repente tu forma de sostenerme.  Si mis andares son feos, o así los veo, tu hacías que los sintiera con recreo. Lo más bonito de este mundo entero (¿entero?)  no, no me encuentro entero.  Si en enero ya me cuesta desvestirme , irme rápido a buscarte,  poniendo de mi parte no sólo versos e intención.  Tentación de oscurecer nuestra excepción de amanecer. Si útil hoy ya no me encuentro, bajeza por momentos e inventos que no sirven. Reírme de mi mismo ya suena diferente, aguardiente no hace efecto,  me inyecto un lo merezco, sin pretexto yo poner.