El mundo se ha vuelto loco

24 11 2011

Esto es un extracto de la película Network (1976), de Sidney Lumet, con Peter Finch, que interpreta a Howard Beale, un presentador de un informativo al que le comunican su despido. Beale anuncia en directo que se suicidará en una de las emisiones que todavía le quedan hasta ser despedido.

No tengo que deciros lo mal que están las cosas. Todo el mundo lo sabe. Estamos en una crisis. La gente está en el paro o tiene miedo a perder su trabajo. El dolar no vale ya ni cinco centavos. Los bancos quiebran. Los dependientes guardan armas bajo el mostrador. Hay gamberros por las calles y nadie sabe que hacer. Es imparable. Sabemos que el aire es irrespirable y que comemos basura. Nos sentamos ante la televisión mientras el presentador nos dice que se han cometido 15 homicidios y 63 crímenes como si fuera algo normal. Las cosas están muy mal. Aún peor. El mundo se ha vuelto loco. La locura es tal que ya no salimos a la calle. Nos quedamos en casa y nuestro mundo se vuelve más pequeño. Decimos: “al menos dejadnos en paz en nuestras casas”. “Si tengo una tostadora y una televisión, no diré nada. Pero dejadnos en paz”. Pues yo no os voy a dejar en paz. Quiero que os enfadéis. No quiero que os manifestéis, ni que escribáis a vuestro congresista. No se que hacer sobre la depresión, la inflación, los rusos y el crimen. Sólo sé que tenéis que enfureceros. Tenéis que decir: “soy un ser humano. Mi vida tiene valor”. Quiero que os levantéis. Levantaos de vuestras sillas. Quiero que os levantéis ahora mismo, vayáis a la ventana, la abráis, saquéis la cabeza y gritéis: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Quiero que os levantéis ahora mismo saquéis la cabeza y gritéis “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Ya discurriremos que hacer sobre la depresión, la inflación y la crisis del petróleo. Primero tenéis que levantaros, abrir la ventana, sacar la cabeza y gritar: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Primero tenéis que enfadaros. Tenéis que gritar: “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Levantaos, sacad la cabeza por la ventana y gritad “estoy furioso y no pienso aguantarlo más”. Levantaos de la silla ahora mismo, sacad la cabeza y gritad.

Anuncios




Es horrible el miedo incontenible

8 10 2011

Que maravilla Ivan Ferreiro y Santi Balmes juntos…

Confía en mi, nunca has soñado poder gritar y te enfureces, es horrible el miedo incontenible
Entonces ven, dame un pedazo, no te conozco cuando dices qué felices, qué caras más tristes
Ella sabe y presiente que algo ha cambiado, dónde estás, no te veo, es mejor, ya lo entiendo, ahora ya no me lamento, yo sigo detrás, ¿para qué? Si cada vez que vienes me convences, me abrazas y me hablas de los dos, y yo siento que no voy, que el equilibrio es imposible cuando vienes y me hablas de nosotros dos, no te diré que no, yo te sigo porque creo que en el fondo hay algo
Ella no me imagina cazando en los bares, viviendo deprisa ¿para qué? ¿para qué?
Si cada vez que vienes me convences…
Confía en mi, nunca has soñado poder gritar y te enfureces, es horrible el miedo incontenible
Entonces ven, dame un abrazo, no te conozco cuando dices que felices, qué caras más tristes, qué caras más tristes…





Yo en cambio aprendí que la vida se pasa volando.

1 06 2011

… Pero si se teme el mañana es porque no se sabe construir el presente, y cuando no se sabe construir el presente, uno se dice a sí mismo que podrá hacerlo mañana y entonces ya está perdido porque el mañana siempre termina por convertirse en hoy, ¿lo entendeis?

De modo que sobre todo no hay que olvidarlo. Hay que vivir con la certeza de que envejeceremos y que no será algo bonito, ni bueno, ni alegre. Y decirse que lo que importa es el ahora: construir, ahora, algo, a toda costa, con todas nuestras fuerzas. (…) Escalar paso a paso cada uno su propio Everest y hacerlo de manera que cada paso sea una pizca de eternidad.

Para eso sirve el futuro: para construir el presente con verdaderos proyectos de seres vivos.

Gran libro L´élégance du hérisson (La elegancia del erizo) de Muriel Barbery.





No es por maldad lo juro, es que me divierte el juego

6 05 2011

Hablemos de ruina y espina, hablemos de polvo y herida, de mi miedo a las alturas. Lo que quieras pero hablemos de todo menos del tiempo que se escurre entre los dedos.

Hablemos para no oírnos, bebamos para no vernos, hablando pasan los dias que nos quedan para irnos. Yo al bucle de tu olvido, tu al redil de mis instintos.

Maldita dulzura la tuya, maldita dulzura la tuya, maldita dulzura la tuya.

Me hablas de ruina y espina, te clavas el polvo en la herida, me culpas de las alturas que ves desde tus zapatos. No quieres hablar del tiempo, aunque este de nuestro lado.

Y hablas para no oírme, y bebes para no verme. Yo callo y rio y bebo, no doy tregua ni consuelo, y no es por maldad lo juro, es que me divierte el juego.

Maldita dulzura la mia, maldita dulzura la mia, maldita dulzura la mia.

Maldita dulzura la nuestra.





Volver

24 03 2011

De adulta, he reconocido con frecuencia ese legado tan peculiar que el tiempo otorga al viajero: el anhelo de ver un lugar por segunda vez, de encontrar de manera deliberada aquello con lo que nos topamos en alguna ocasión anterior, para volver a capturar la sensación del descubrimiento. A veces, buscamos de nuevo un lugar que  ni siquiera es notable en sí mismo.  Lo buscamos porque lo recordamos, así de sencillo. Si  lo encontramos, todo es diferente, por supuesto. La puerta tallada a mano sigue en su sitio, pero es mucho más pequeña. Hace un día nublado en lugar de glorioso. Es primavera en vez de otoño. Estamos solos y no con tres amigos. O todavía peor, estamos con tres amigos en lugar de solos.

La historiadora, Elisabeth Kostova





Y en un laberinto me encuentro perdido…

21 03 2011

Hoy, 21 de marzo es el Día Mundial de la Poesía.

Y para celebrarlo, compartiré la primera poesía que recuerdo haber leído, allá por mi primera década de vida.  Es de Antonio Machado, por supuesto.

La plaza tiene una torre,
la torre tiene un balcón,
el balcón tiene una dama,
la dama una blanca flor.
Ha pasado un caballero
-¡ quién sabe por qué pasó !-,
y se ha llevado la plaza,
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama
su dama y su blanca flor.
Para tu ventana
un ramo de rosas me dio la mañana.
Por un laberinto, de calle en calleja,
buscando, he corrido, tu casa y tu reja.
Y en un laberinto me encuentro perdido
En esta mañana de mayo florido.
.
Y el dibujo, un collage  de Ana Porras, artista plástica.






No es literatura ni te hablo de dormir.

4 03 2011

No es navidad, no es jueves santo, no es el amor, son tus encantos.

La pena máxima, sería no verte más. Operación fracaso, a mi no me va.  Una mina como tú puede explotar, quiero ser un veterano de Vietnam.

Piensa que mañana, hoy será ayer. Filosofía barata no lo quieres ver. Juegos de palabras.

Hablemos de arte moderno. Por que te quedes hoy soportaría el infierno

A estas alturas no me quiero caer, ¿por qué no me ayudas a escribir tu canción? Salimos de dudas, salimos de aquí, no es literatura ni te hablo de dormir.

Pero la mañana llegó y hoy es ayer
Me desperté con resaca y ese no es un nombre de mujer.