La televisión un cuento de nada, se me escapa el tiempo, yo sigo tejiendo mi tela de araña.

3 08 2010

A medio pulmón, hay cosas que te debo. Alguna canción, un corte de pelo, un baño de espuma; y echarte más de menos.

Si vuelvo a nacer, te busco sin duda, detrás de la luna, del amanecer dónde te desnudas, donde tengo las de perder.

Me quedaron cien, cositas en el tintero.  Sobraba papel, camita de versos, mirada de duda, pronóstico de cáncer en el cenicero.

Y tú te diste cuenta sin mirar atrás que todos mis arterias precisan de aire, que todas las neuronas que vienen del mar gustosamente me conceden su baile. Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije son las camareras que aliñan la receta de la madrugada (Las cosas que nunca te dije) Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada. Por lo que enfermo y lo que curo, por lo que fumo, por lo que encarta (Las cosas que nunca te dije) tienen la culpa que entre mi ropa siempre haya bragas.  Que siempre voy a ras de cielo y me acuesto en el techo de la mañana
(Las cosas que nunca te dije) Que a fin de cuentas son por las cosas porqué te fuiste. Por las cosas que nunca te dije.

A medio pulmón, hoy duermo en el suelo. La televisión un cuento de nada, se me escapa el tiempo, yo sigo tejiendo mi tela de araña.

Y ya no habrá más ‘donde estas que no te veo’, ni muertos de miedo, ni estatuas de sal, ni wiski sin hielo, ni gotas de leche que lleguen al techo.

Tú querías oír cosas que nunca te dije, ni pienso decir están de otra forma en cada silencio, en cada muerte que sustento por ti.

Y tú te diste cuenta sin mirar atrás que todos mis arterias precisan de aire, que todas las neuronas que vienen del mar gustosamente me conceden su baile. Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije son las camareras que aliñan la receta de la madrugada (Las cosas que nunca te dije) Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada. Por lo que enfermo y lo que curo, por lo que fumo, por lo que encarta (Las cosas que nunca te dije) tienen la culpa que entre mi ropa siempre haya bragas.  Que siempre voy a ras de cielo y me acuesto en el techo de la mañana
(Las cosas que nunca te dije) Que a fin de cuentas son por las cosas porqué te fuiste. Por las cosas que nunca te dije.

Anuncios