Blues… daiquiri & nefertiti

2 11 2009

Daiquiri Blues (#)

Tiembla la luz en el umbral, resucitó con tu latido. Cualquier motor, cualquier motivo, una pequeña emoción, un viejo amor, aquel vestido que nunca te pude comprar. Lo habías entendido mal, otra vez, creías que podía ser de verdad, o estabas empezando a creer. No se que voy a hacer contigo, tengo un permiso especial, siempre que estás metida en líos, acaba rozándome. Habías entendido mal, otra vez. Creías que podía ser de verdad, o estabas empezando a creer. Peluqueras y soldados, no hay sitio para los dos, y daiquiri blues en la noche del sábado, para mojarte los labios. Y daiquiri blues en la noche del sábado para mojarte los labios. Y daiquiri blues en la noche de sábado para mojarte los labios .

Nefertiti Blues (#)

En aquella pensión, yo aprendí la lección, y volví a tropezar otra vez sin pensar con tu cuerpo, entre tragos de ron, sin quererlo, me arrancaste algún temblor. Desde el coche hasta el bar, no parabas de hablar. Y que me quieres contar, si ya no hay nada mas donde agarrarse. Si se empieza a torcer, ¿porque quemarse cuando todo empieza a arder? Yo ya me lo esperaba, tu no apostaste nada. En silencio se me enreda tu nombre cuando digo adiós. ¿Quién se atreve a lanzar una piedra al azar? ¿quién se atreve a juzgar que me vas a enseñar si tu fuiste el primero en caer? Y volviste a rogarme después, no preguntes lo que no quieras saber. En aquella pensión…en aquella pensión…en aquella pensión.

 

Anuncios




Despertarme contigo, Rebeca Jiménez.

16 07 2009

A Rebeca Jiménez sólo la conocía por ser la novia de mi adorado Quique González, y por haber cantado  con él la canción “De haberlo sabido”  en el DVD de Ajuste de Cuentas.

Y ahora resulta que ha sacado un disco, y que además no está mal y me gusta.

Yo tengo el calor que tú necesitas,
tengo la flor para calmar tu dolor,
tú sabes que yo cuento los días,
viendo caer noches y lluvia sin ti.

Sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
déjame pasar solo una vez más, no puedo esperar.

Yo tengo el calor que tú necesitas,
guardo la flor para calmar tu dolor.

Sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
déjame pasar solo una vez más, no puedo esperar, quédate.

Sin ninguna pretensión pero con todas,
sin ninguna condición salvo que ahora,
me digas que esta noche es solo para mí,
que ya está amaneciendo, quédate conmigo,
quédate conmigo, quédate a vivir.

Sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo.

Sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo,
sólo quiero despertarme contigo.